Distinciones en Tecnología Sanitaria

El acto celebrado en Madrid ha estado presidido por María Jesús Lamas , directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios Aemps.

Además de felicitar a los premiados y resaltar el valor que aportan las trayectorias e iniciativas reconocidas en esta gala, María Jesús Lamas ha destacado el papel que juega la industria de Tecnología Sanitaria nacional.

Reconocimiento a la innovación y digitalización estratégica. El proyecto prevé la puesta en marcha de un plan de digitalización, innovación y transformación de infraestructuras. El premio ha sido recogido por la Dra.

Una trayectoria al servicio de los pacientes hematológicos. José Mª Fernández Rañada , jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Quirónsalud Madrid, considerado uno de los líderes y precursores del trasplante de médula ósea.

Ha sido merecedor de este reconocimiento especialmente por sus trabajos en la implantación de procedimientos innovativos en distintas modalidades de trasplantes de progenitores hematopoyéticos, tanto en lo que respecta al tipo de donante alogénico o autólogo, como en la fuente de células para el trasplante, bien sea de médula ósea o precursores de la sangre periférica y su aplicación al tratamiento de leucemia, linfoma y mieloma.

Mejorar la vida de las personas con Síndrome de Phelan-McDermid. Esta página web es para uso exclusivo de profesionales sanitarios médicos, enfermeros, farmacéuticos involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria.

Facebook Instagram Mail Twitter Youtube. martes, marzo 19, tu nombre de usuario. tu contraseña. consigue ayuda. Crea una cuenta. tu correo electrónico. Recuperación de contraseña. GEICAM inicia un ensayo para evaluar la inmunoterapia GLSI para prevenir….

Las pruebas de ADN en heces y la biopsia líquida sustituirán…. La selección de combinaciones inteligentes eficaces en primera línea determinará el…. El Programa de formación en Salud mental para las enfermeras referentes….

Fátima Matute agradece la labor de la Asociación Española contra el…. Sanidad da 15 días a las comunidades para proponer mejoras al…. El Congreso aprueba dos PNL sobre enfermedades raras y avanzar en…. Valdecilla recibe las cinco placas BiC conseguidas en la última edición…. Ruiz Escudero, reconocido por los 92 Premios BiC que ha recibido….

La Gala de los Premios BiC , en imágenes. ANESTESIA Y REANIMACIÓN: La innovación, la llave para una asistencia de…. GeSIDA alaba la propuesta de Sanidad de entregar preservativos gratuitos a…. La mediación de Uniteco consigue la primera indemnización por el incendio….

La intensidad de las alergias refuerza la necesidad de contar con…. FACME urge a implantar la recertificación profesional para garantizar una atención…. La cobertura vacunal cae en la adolescencia, situación a la que…. Todo Editorial Carta del editor La Contra Tribunas.

El crecimiento exponencial de la incorporación tecnológica —herramientas diagnósticas, fármacos, equipos quirúrgicos, telemedicina, etc. Todo esto unido a las crecientes expectativas de la sociedad, plantean una cuestión a la que pretendemos dar respuesta: ¿es la tecnología el problema o la solución para la sostenibilidad del Sistema Sanitario?

La actividad tuvo como objetivo conocer, de la mano de los mejores expertos del ámbito nacional, algunas herramientas de gestión para mejorar la toma de decisiones. La implicación del SESCS en esta sesión formativa pone de manifiesto la implicación de la comunidad autónoma canaria en el ámbito nacional e internacional.

El SESCS es una unidad dependiente de la Dirección del Servicio Canario de la Salud en la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. Su función es informar de la toma de decisiones político-sanitarias de un modo creíble e imparcial, a partir del mejor conocimiento científico disponible, para luego evaluar sus consecuencias.

Cubre aspectos tan variados como las propiedades técnicas, la eficacia, la seguridad y el nivel de coste-efectividad de los tratamientos.

Esto ayuda a que la toma de decisiones que realizan médico y paciente sea más responsable, reproducible y transparente. El VTA es un punto central para las decisiones políticas, de gestión y clínicas, aunque no sea requerido por la European Medicines Agency.

En España, los fármacos con VTA eluden precios de referencia y son favorecidos frente a comparadores.. En , de los fármacos evaluados por Prescrire en Francia, ninguno se consideró un avance real: 3 de ellos aportaban alguna ventaja, 14 eran posiblemente útiles, pero los demás se clasificaron como tratamientos sin nada nuevo.

La evaluación económica es otro componente clave a la hora de evaluar las nuevas tecnologías sanitarias, al comparar las TS alternativas en términos de costes y resultados en salud, con el objetivo de optimizar la salud de la población.

Revisar y desarrollar una propuesta de clasificación de tecnologías sanitarias (TS) evaluadas por las Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (AETS) Con motivo de la crisis sanitaria de la COVID, la Fundación y Fenin han decidido otorgar el “Premio Especial FTYS y Fenin a los Profesionales Sanitarios” El objetivo de este trabajo es describir cuáles han sido los límites y criterios utilizados en España para recomendar la adopción o el rechazo de intervenciones

Video

Innovación en salud ¿reto u oportunidad? - Elena García - TEDxUNebrija Relacionadas con factores medioambientales. A continuación, se sometió la Dustinciones a Bonos Blackjack VIP por parte Distinciones en Tecnología Sanitaria representantes de las 6 agencias que se habían incluido en el estudio. Leiva-Fernández, J. Ethical analysis to improve decision-making on health technologies [revista en internet]. Guías de práctica clínica 3.

Distinciones en Tecnología Sanitaria - La “noche de la Tecnología Sanitaria” reconoce trayectorias e iniciativas basadas en la innovación de valor para el sistema sanitario · “Premio Revisar y desarrollar una propuesta de clasificación de tecnologías sanitarias (TS) evaluadas por las Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (AETS) Con motivo de la crisis sanitaria de la COVID, la Fundación y Fenin han decidido otorgar el “Premio Especial FTYS y Fenin a los Profesionales Sanitarios” El objetivo de este trabajo es describir cuáles han sido los límites y criterios utilizados en España para recomendar la adopción o el rechazo de intervenciones

Se obtuvieron 11 categorías temáticas que se clasifican en 6 grandes grupos matrices en función de su finalidad: 1, tecnologías preventivas; 2, tecnologías diagnósticas; 3, tecnologías terapéuticas; 4, tecnologías diagnósticas y terapéuticas; 5, tecnologías organizativas, y 6, gestión del conocimiento y calidad.

En el pilotaje se observó la coincidencia en la clasificación de 8 de los 12 informes revisados por los médicos.. En el presente estudio se han consensuado 11 categorías temáticas de TS y se ha propuesto una nueva clasificación de TS con doble entrada, según tipo de TS considerada y según finalidad de la misma.

En opinión de los expertos participantes, la clasificación de la labor de las AETS puede representar una herramienta útil para la gestión del conocimiento y la transferibilidad de la labor realizada. Además, una adecuada vehiculización de dicha labor facilitaría su acceso a los usuarios, potenciando así su difusión..

Review and develop a proposal for the classification of health technologies HT evaluated by the Health Technology Assessment Agencies HTAA..

Peer review of AETS of the previous proposed classification of HT. Analysis of their input and suggestions for amendments. Construction of a new classification. Pilot study with physicians.. Andalusian Public Health System. Spanish HTAA.. Experts from HTAA. Tutors of family medicine residents..

HT Update classification previously made by the research team. Peer review by Spanish HTAA. Qualitative and quantitative analysis of responses. Construction of a new and pilot study based on 12 evaluation reports of the HTAA.. We obtained 11 thematic categories that are classified into 6 major head groups: 1, prevention technology; 2, diagnostic technology; 3, therapeutic technologies; 4, diagnostic and therapeutic technologies; 5, organizational technology, and 6, knowledge management and quality of care.

In the pilot there was a good concordance in the classification of 8 of the 12 reports reviewed by physicians.. Experts agree on 11 thematic categories of HT. A new classification of HT with double entry Nature and purpose of HT is proposed..

According to experts, the classification of the work of the HTAA may represent a useful tool to transfer and manage knowledge. Moreover, an adequate classification of the HTAA reports would help clinicians and other potential users to locate them and this can facilitate their dissemination..

Según la Organización Mundial de la Salud OMS conviene establecer criterios conjuntos de planificación y evaluación de necesidades de tecnologías sanitarias TS entre sus Estados miembros.

Dichos criterios deberían contemplar las particularidades y necesidades locales específicas. Las necesidades de TS se deben definir en términos de eficacia, calidad, seguridad, rentabilidad, disponibilidad y acceso a las mismas, dentro de un marco metodológico común 1,2.

Se pretende así evitar el uso inadecuado de TS, y la ineficiencia en el uso de recursos disponibles 3. En materia de evaluación de tecnologías sanitarias ETS , racionalizar su coste-efectividad, así como su prioridad, y evitar duplicidades de información son objetivos primordiales 4.

Por otra parte, las políticas sanitarias de cada país, sus necesidades específicas y la disponibilidad de recursos influyen de forma decisiva en la toma de decisiones respecto a qué y cómo se evalúa 5,6. La complejidad del proceso es enorme. En ETS, además de las consideraciones de utilidad y eficacia, entran en juego implicaciones éticas y sociales no siempre coincidentes, pero con un papel decisivo.

Por ello la Red Europea de Evaluación de Tecnologías Sanitarias EUnetHTA ha articulado un modelo ético aplicable a diferentes culturas 7. En la tarea de rentabilizar la ETS, están implicados: industria, gestores, políticos, evaluadores y usuarios, y por ello es preciso la creación de espacios comunes, en los que el intercambio de información sea fluido, y la transferibilidad de conocimientos, ágil 4,5,8,9.

En se creó en España la Plataforma de las Agencias y Unidades de Evaluación de Tecnologías Sanitarias AUnETS 10 , desarrollada en el marco del Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud 11 a través de la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del Instituto de Salud Carlos III ISCIII.

Tiene la finalidad de promover la coordinación de las distintas agencias y unidades de evaluación de TS en red.

Dentro de sus líneas de actuación concreta está: mejorar los canales de comunicación de los resultados en ETS a los diferentes agentes decisores políticos, pacientes, gestores, clínicos, industrias y ciudadanos en general.

La disponibilidad de un sistema de clasificación de tecnologías consensuado entre expertos probablemente facilitaría la localización de dichos informes o áreas de interés para los potenciales usuarios. Un sistema de clasificación de la labor de las AETS podría ser útil, además, para identificar el esfuerzo dedicado por las agencias a cada una de las TS evaluadas y proporcionar una herramienta común que facilite la interacción y transferibilidad del conocimiento entre ellas.

Dicha necesidad ha sido detectada internacionalmente Nuestro grupo publicó un artículo en diciembre de sobre las necesidades tecnológicas y de formación futuras percibidas por especialistas médicos del Sistema Andaluz de Salud SSPA , y la correspondencia de estas necesidades con la actividad evaluadora de las diferentes Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias AETS estatales Sin embargo, la clasificación antes referida se realizó sin incluir la opinión de las propias AETS.

El presente estudio intenta mejorar la clasificación propuesta, incluyendo el punto de vista de los expertos en ETS de las agencias incluidas. Se partió del análisis de una propuesta de clasificación de TS evaluada por las agencias que había sido establecida en la fase previa 15 y que constaba de 9 categorías.

Para su elaboración se tomaron como referencia: los informes de evaluación, los informes cortos de evaluación y las publicaciones localizadas por las páginas web de cada AETS. En esta segunda fase, se volvió a realizar una búsqueda exhaustiva de estos informes para actualizar el listado y comprobar que los nuevos informes tuvieran cabida en la clasificación establecida.

A continuación, se sometió la clasificación a evaluación por parte de representantes de las 6 agencias que se habían incluido en el estudio. Para ello, se envió una carta de presentación a los órganos de dirección de las agencias, solicitando que nos remitieran su opinión sobre la clasificación propuesta por nuestro grupo, debiendo responder para ello a estas tres cuestiones en cada categoría: 1.

Se consiguió la colaboración de las 6 agencias, cada una representada por un experto. Las respuestas recibidas fueron clasificadas y agrupadas cuantitativamente en torno a las tres cuestiones de cada categoría. A continuación, se llevó a cabo un análisis cualitativo de las observaciones aportadas.

A partir de los dos análisis se valoró el grado de coincidencia de las respuestas para la posible modificación del número o contenido de las categorías evaluadas. Se hizo un resumen con las propuestas de modificación en cada categoría y a continuación se reelaboró el listado de las mismas.

Para facilitar un mejor acceso a la información, se tomó en consideración, además, la propuesta de dos de los respondedores y tras debate y consenso en el equipo investigador, se establecieron 6 grandes áreas temáticas en las que se circunscribió el contenido de las categorías, en función de su finalidad y aplicabilidad.

Una vez finalizado este proceso, se pilotó la facilidad de utilización de la última versión de la clasificación propuesta. Para ello se pidió a 17 profesionales con práctica clínica que adjudicaran a una u otra categoría de la propuesta de clasificación 12 de los informes de evaluación elaborados por las AETS y disponibles en sus páginas web.

Se comprobó así la claridad y exhaustividad de la clasificación propuesta. En la tabla 1 se resumen las opiniones vertidas por los expertos en cada una de las 9 categorías propuestas en el estudio anterior Sus sugerencias quedan recogidas a continuación del enunciado de cada categoría.

Resumen de las observaciones y sugerencias realizadas por los expertos a cada categoría de tecnología sanitaria TS propuesta en el estudio previo. En la tabla 2 se presenta el cómputo de respuestas de los expertos a las 3 preguntas para cada categoría.

Es decir, cuántos están de acuerdo con el contenido de la categoría en cuestión, cuántos no y cuántos hacen observaciones. También se registran los que no responden. Respuestas de los expertos a cada una de las tres preguntas para cada categoría. En la tabla 3 se relaciona la nueva clasificación de TS que se obtiene.

En ella se han incluido las modificaciones resultado del análisis de las aportaciones de los expertos, reflejado en las dos tablas anteriores. La nueva clasificación incluyó 11 categorías. Hubo consenso entre los expertos participantes en cuanto a las categorías que deberían ser modificadas y las que no, aunque las propuestas de modificaciones variaron de unos a otros expertos.

Tras el análisis de las propuestas, la primera categoría se dividió en dos: 1. Sistemas y redes de comunicación para archivo, informatización de la historia clínica, transmisión de información y otros procesos administrativos.

Telemedicina y transmisión de imagen e información para tratamiento y diagnóstico. Nueva propuesta de clasificación de tecnologías sanitarias TS. Las guías de práctica clínica deben constituir una categoría específica en opinión de los expertos.

El resto de los cambios estuvieron relacionados básicamente con cuestiones de nomenclatura. En la tabla 4 se detalla una nueva agrupación consensuada del equipo investigador tras el análisis detallado de las sugerencias de dos de los expertos consultados.

Se estableció así un nuevo orden que incluye 6 grandes grupos matrices en los que se toma como elemento clasificador la finalidad de la tecnología: 1. Tecnologías preventivas.

Tecnologías de gestión del conocimiento y calidad. Propuesta de clasificación para facilitar la localización de informes por los usuarios. En torno a ellos se circunscribió el contenido de las 11 categorías.

El grupo de tecnologías terapéuticas se subdividió a su vez en: quirúrgicas, no quirúrgicas y combinadas. El funcionamiento de la clasificación se entendía mejor con un ejemplo: si pretendiéramos buscar la producción de las AETS en un momento dado relacionado con la homeopatía, se podrá encontrar dentro del grupo 3 tecnologías terapéuticas , apartado 2 no quirúrgicas , y en el subgrupo 2 terapias naturales o alternativas.

Si el objeto de nuestro interés fueran, en cambio, las técnicas de cementación en prótesis, el grupo también sería el 3 tecnologías terapéuticas , el apartado 1 quirúrgicas y el subgrupo 10 materiales de reconstrucción de órganos y aparatos. En el pilotaje realizado con 17 profesionales médicos , se les pidió que posicionaran 12 informes de evaluación seleccionados por el equipo investigador, de entre los realizados por las AETS en la estructura propuesta.

Además, se les solicitó que sugirieran algunas tecnologías sanitarias que pudieran ser de su interés profesional, y que también intentaran ubicarlas en esta clasificación. En la tabla 5 se exponen los informes de evaluación propuestos para su clasificación, los diferentes grupos matrices de elección por parte de los profesionales y la distribución de frecuencias en cada grupo.

Resultados del pilotaje de clasificación de informes de las Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias AETS por médicos asistenciales.

Grupos matrices: 1: tecnologías preventivas; 2: tecnologías diagnósticas; 3: tecnologías terapéuticas; 4: tecnologías diagnosticoterapéuticas; 5: tecnologías organizativas; 6: gestión del conocimiento y calidad. Las discrepancias se produjeron en los informes en que la clasificación se podía realizar, tanto por la tecnología evaluada en sí como por el tipo de evaluación que de ella se hacía.

En cuanto a las tecnologías sugeridas por los facultativos como objeto de interés de búsqueda, y su localización en el esquema de la tabla 4 , se representa en la tabla 6. En este caso, fueron los propios médicos que sugerían una tecnología los que la posicionaban.

Resultados del pilotaje de tecnologías propuestas por los facultativos y lugar de la clasificación donde lo posicionarían a.

Una de las causas fundamentales de la variabilidad en la práctica clínica se relaciona con el acceso asimétrico a la información científica por parte de los profesionales sanitarios La percepción que tienen los médicos asistenciales sobre la importancia de disponer de información de calidad está acreditada 23 , y es también uno de los factores de peso a la hora de utilizar las recomendaciones de ETS en su toma de decisiones 24 , aunque en ocasiones ven en ello una dificultad y una complejidad que hacen difícil la resolución satisfactoria de sus consultas La tesis que sustenta este trabajo es que cualquier estrategia que favorezca el acceso a la información científica de calidad 26 , como puede ser facilitar la localización de informes de evaluación de TS realizados por las AETS, debería redundar en una menor variabilidad y, por ende, en una mejora de la calidad asistencial.

Las particularidades de nuestro país en cuanto a la descentralización de los servicios de salud en las autonomías 27 y la creación paralela de diferentes agencias de evaluación hacen especialmente importante la necesidad de coordinar su labor, entre otras cosas por su alto coste económico según fuentes de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria FENIN, en este sector facturó en torno a los 6.

Los avances y las mejoras en el ámbito de la salud y la calidad de vida relacionados con el desarrollo de las TS son incontestables; sin embargo, y debido fundamentalmente al coste sanitario que implica su evaluación, implantación y seguimiento y a que los recursos son siempre limitados, es preciso establecer mecanismos de evaluación coste-efectivos, y que estos sean debidamente utilizados en las decisiones de priorización de implantación y seguimiento de aquellas 29, La propuesta de un sistema eficaz para localizar los proyectos evaluativos que realizan las AETS podría influir en un mejor acceso y en una mejor transferibilidad del conocimiento entre ellas, rentabilizando con ello su labor.

Además, permitiría cuantificar el esfuerzo dedicado por cada agencia a sus diferentes áreas de actuación y ello posibilitaría en parte valorar su grado de especialización. Si además, como es este caso, se revisa y consensúa con las propias agencias el sistema de clasificación, se aumenta la validez del mismo y se avanza en la línea de homogeneizar y rentabilizar esfuerzos entre distintas instituciones.

Aunque existen múltiples posibilidades de clasificación de la labor de las AETS, la que se presenta en este trabajo tiene dos finalidades.

Se pretende establecer así un sistema abierto y dinámico, en el que dar cabida a cambios, ampliaciones y sustituciones que otro método más rígido o excesivamente encorsetado no admitiría. La segunda es generar un instrumento que facilite la localización de TS evaluadas para los usuarios, cuyas necesidades no siempre se hallan circunscritas a un título o proyecto, sino más bien a un área de interés menos concreta.

Si en un futuro se adoptara el sistema de clasificación consensuado por las distintas agencias para exponer en sus respectivas páginas web los informes que elaboran, su accesibilidad por parte de los usuarios sería más factible, y esta mayor accesibilidad podría ayudar a mejorar el correcto uso de las TS.

Aunque en opinión de los expertos parece que la nueva clasificación es fácil de utilizar por las propias AETS y por los profesionales que buscan información sobre una tecnología sanitaria concreta los contenidos se ofertan de forma sencilla e intuitiva en áreas generales , esta clasificación debería seguir siendo pilotada en el futuro con una muestra más amplia de expertos y avanzar en el proceso de validación definitiva.

Pero, sin duda, es la complejidad de los informes elaborados por las AETS lo que más condiciona la posibilidad de establecer una clasificación sencilla y suficientemente exhaustiva. Este aspecto se resuelve en parte con un sistema de clasificación centrado en la tecnología en sí y también en la finalidad de los informes, pudiéndose llegar a un mismo informe desde diferentes puntos de partida en la búsqueda.

Este trabajo se circunscribe a las agencias españolas. Poder aplicarlo a los proyectos de agencias de otros países requeriría valorar las particularidades locales 1,2,5,6 por ejemplo, para clasificar un informe sobre acupuntura, en nuestro ámbito, fácilmente se posicionaría en el apartado terapias naturales o alternativas, pero en determinados países asiáticos no sería considerada una terapia alternativa.

En conclusión, elaborar un sistema de clasificación de TS es una idea a la que los expertos en ETS y los profesionales sanitarios dan buena acogida.

Esta propuesta ofrece un sistema abierto y de fácil clasificación de los informes evaluados por las AETS, busca la exhaustividad, y podría propiciar la transferibilidad de la información entre ellas. Pretende además ser una herramienta de consulta sencilla para los usuarios en busca de información.

Emilio Perea Milla. Fue coautor del primer artículo que publicamos en esta revista sobre AETS, e inspirador de este. Tristemente falleció en Málaga, el 31 de diciembre de Inicio Revista de Calidad Asistencial Evaluación de tecnologías sanitarias nuevas y emergentes.

Propuesta de clasifi ISSN: X. Publicación discontinuada en Elsevier Para más información clique aquí. Artículo anterior Artículo siguiente.

Páginas Marzo - Abril Exportar referencia. Más opciones de artículo. DOI: Evaluación de tecnologías sanitarias nuevas y emergentes. Propuesta de clasificación. Evaluation of new and emerging health technologies. Proposal for classification. Descargar PDF.

Prados-Torres a ,. Autor para correspondencia. sspa juntadeandalucia. es Autor para correspondencia. a Coordinador Provincial, Unidad Docente de Medicina de Familia y Comunitaria MFyC , Málaga, España. b Técnico de Apoyo a la Investigación, Unidad Docente de MFyC, Málaga, España.

c Asesora Técnica del Servicio de Protocolos Asistenciales, Servicio Andaluz de Salud, Sevilla, España. d Jefe de Servicio de Protocolos asistenciales, Servicio Andaluz de Salud, Sevilla, España. e Médico de Familia, Técnico de la Unidad Docente de MFyC, Málaga, España.

Este artículo ha recibido. Información del artículo. Tabla 1. Tabla 2. Tabla 3. Tabla 4. Tabla 5. Tabla 6. Resultados del pilotaje de tecnologías propuestas por los facultativos y lugar de la clasificación donde lo posicionaríana. Mostrar más Mostrar menos.

Objetivo Revisar y desarrollar una propuesta de clasificación de tecnologías sanitarias TS evaluadas por las Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias AETS.

Métodos Revisión por expertos de AETS de una propuesta de clasificación de TS. La metodología consistió en la actualización de la clasificación de TS previamente realizada por el equipo de investigación, la revisión por expertos de las AETS españolas, el análisis cualitativo y cuantitativo de respuestas y la reelaboración de la clasificación y pilotaje con médicos asistenciales sobre 12 informes de evaluación de las AETS.

Resultados Se obtuvieron 11 categorías temáticas que se clasifican en 6 grandes grupos matrices en función de su finalidad: 1, tecnologías preventivas; 2, tecnologías diagnósticas; 3, tecnologías terapéuticas; 4, tecnologías diagnósticas y terapéuticas; 5, tecnologías organizativas, y 6, gestión del conocimiento y calidad.

En el pilotaje se observó la coincidencia en la clasificación de 8 de los 12 informes revisados por los médicos. Conclusiones En el presente estudio se han consensuado 11 categorías temáticas de TS y se ha propuesto una nueva clasificación de TS con doble entrada, según tipo de TS considerada y según finalidad de la misma.

Además, una adecuada vehiculización de dicha labor facilitaría su acceso a los usuarios, potenciando así su difusión. Palabras clave:. Clasificación tecnologías sanitarias. Aims Review and develop a proposal for the classification of health technologies HT evaluated by the Health Technology Assessment Agencies HTAA.

Design Peer review of AETS of the previous proposed classification of HT. Pilot study with physicians. Setting Andalusian Public Health System. Spanish HTAA. Participants Experts from HTAA.

Tutors of family medicine residents. Method HT Update classification previously made by the research team. Construction of a new and pilot study based on 12 evaluation reports of the HTAA.

Results We obtained 11 thematic categories that are classified into 6 major head groups: 1, prevention technology; 2, diagnostic technology; 3, therapeutic technologies; 4, diagnostic and therapeutic technologies; 5, organizational technology, and 6, knowledge management and quality of care.

In the pilot there was a good concordance in the classification of 8 of the 12 reports reviewed by physicians. Conclusions Experts agree on 11 thematic categories of HT. A new classification of HT with double entry Nature and purpose of HT is proposed.

Applicability According to experts, the classification of the work of the HTAA may represent a useful tool to transfer and manage knowledge. Moreover, an adequate classification of the HTAA reports would help clinicians and other potential users to locate them and this can facilitate their dissemination.

Biomedical technology classification. Texto completo. Introducción Según la Organización Mundial de la Salud OMS conviene establecer criterios conjuntos de planificación y evaluación de necesidades de tecnologías sanitarias TS entre sus Estados miembros.

Metodología Se partió del análisis de una propuesta de clasificación de TS evaluada por las agencias que había sido establecida en la fase previa 15 y que constaba de 9 categorías. Resultados En la tabla 1 se resumen las opiniones vertidas por los expertos en cada una de las 9 categorías propuestas en el estudio anterior Categorías inicialmente propuestas.

Sugerencias de expertos de AETS 1 Sistemas y redes de comunicación: archivo, informatización de historia clínica, transmisión de imagen, telemedicina. Se incluye la transmisión de datos, imágenes y determinados procesos administrativos Los expertos proponen separar la telemedicina del resto de las tecnologías de información y comunicación TIC , por trascender su cometido a lo meramente estructural, y tratarse de una técnica de diagnóstico y tratamiento.

Encontraríamos así, por un lado, los sistemas específicos del aspecto administrativo y de gestión, y por otro, los dirigidos a la práctica clínica 2 Biología molecular para diagnóstico y tratamiento; genómica; proteómica; fármacos inmunomoduladores; radiofármacos; calidad y seguridad en el uso de agentes físicos no ionizantes; nuevas vías de administración de fármacos habituales Se propone dividir los contenidos de esta categoría en dos.

Aunque no se especifican categorías concretas, se apuntan algunas sugerencias: uso terapéutico de los radiofármacos y calidad y seguridad de los agentes físicos no ionizantes 3 Tecnologías de imagen funcional, monitorización, diagnósticos rápidos, diagnósticos por imagen y métodos no invasivos Existe consenso para proponer un cambio de denominación de esta categoría y llamarla tecnología de diagnóstico por imagen y métodos no invasivos, o bien, procedimientos diagnósticos no invasivos por imagen o no 4 Técnicas de laserterapia, microcirugía, cirugía endoscópica, cirugía mínimamente invasiva y cirugía virtual teledirigida Se plantea, por un lado, la posibilidad de englobar la categoría bajo el título de tecnologías o procedimientos quirúrgicos, y también se propone la inclusión de la cirugía robótica y la cirugía guiada por imagen en esta categoría 5 Células madre regeneración de miocardio, páncreas, condrocitos y órganos artificiales.

Xenotrasplantes Existe consenso en considerar adecuada esta categoría 6 Valoración de intervenciones psicosociales Existe consenso en considerar adecuada esta categoría 7 Sistemas de fuentes de información, planificación y gestión, incluyendo elaboración de guías de práctica clínica Se propone separar los sistemas y fuentes de información considerando las TIC como herramienta de los aspectos de planificación y gestión que se sirven de las anteriores.

Categoría ¿Considera la agrupación temática adecuada? Nueva propuesta de categorías para clasificación de tecnologías sanitarias 1 Sistemas y redes de comunicación para archivo, informatización de la historia clínica, transmisión de información y otros procesos administrativos 2 Telemedicina.

Transmisión de imagen e información para tratamiento y diagnóstico 3 Biología molecular para el diagnóstico y tratamiento; genómica; proteómica; fármacos inmunomoduladores; radiofármacos; usos de agentes físicos no ionizantes; nuevas vías de administración de fármacos habituales 4 Tecnologías por imagen y procedimientos diagnósticos no invasivos 5 Técnicas de laserterapia, microcirugía, cirugía endoscópica, cirugía mínimamente invasiva, cirugía guiada por imagen y cirugía virtual teledirigida.

Robótica 6 Células madre regeneración de miocardio, páncreas, condrocitos y órganos artificiales. Xenotrasplantes 7 Valoración de intervenciones psicosociales 8 Sistemas de planificación y gestión 9 Guías de práctica clínica 10 Evaluación de tecnologías implantadas, sujetas a seguimiento, monitorización y nuevos usos 11 Terapias naturales o alternativas.

Clasificación de tecnologías sanitarias Clasificación por finalidad Categorías temáticas 1. Tecnologías preventivas 1. Inmunizaciones y vacunas 2.

Relacionadas con factores medioambientales 3. Otras 2. Tecnologías diagnósticas 1. Tecnologías de imagen funcional 2. Monitorización 3. Diagnósticos rápidos 4. Diagnósticos por imagen 5.

Otros procedimientos no invasivos 6. Otros 3. Tecnologías terapéuticas 1. Quirúrgicas 1. Cirugía guiada por imagen 2. Cirugía virtual teledirigida 3. Órganos artificiales 4. Xenotrasplantes 5. Laserterapia 6. Microcirugía 7. Cirugía mínimamente invasiva 8. Cirugía endoscópica 9.

Robótica Materiales de reconstrucción de órganos y aparatos No quirúrgicas 1. Células madre 2. Terapias naturales o alternativas 3. Intervenciones psicosociales 4. Otras 3. Combinadas 4. Tecnologías diagnosticoterapéuticas 1. Radiología intervencionista 2. Telemedicina 3.

Todo esto unido a las crecientes expectativas de la sociedad, plantean una cuestión a la que pretendemos dar respuesta: ¿es la tecnología el problema o la solución para la sostenibilidad del Sistema Sanitario? La actividad tuvo como objetivo conocer, de la mano de los mejores expertos del ámbito nacional, algunas herramientas de gestión para mejorar la toma de decisiones.

La implicación del SESCS en esta sesión formativa pone de manifiesto la implicación de la comunidad autónoma canaria en el ámbito nacional e internacional.

El SESCS es una unidad dependiente de la Dirección del Servicio Canario de la Salud en la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. Su función es informar de la toma de decisiones político-sanitarias de un modo creíble e imparcial, a partir del mejor conocimiento científico disponible, para luego evaluar sus consecuencias.

Cubre aspectos tan variados como las propiedades técnicas, la eficacia, la seguridad y el nivel de coste-efectividad de los tratamientos. Esto ayuda a que la toma de decisiones que realizan médico y paciente sea más responsable, reproducible y transparente.

El VTA es un punto central para las decisiones políticas, de gestión y clínicas, aunque no sea requerido por la European Medicines Agency. En España, los fármacos con VTA eluden precios de referencia y son favorecidos frente a comparadores..

En , de los fármacos evaluados por Prescrire en Francia, ninguno se consideró un avance real: 3 de ellos aportaban alguna ventaja, 14 eran posiblemente útiles, pero los demás se clasificaron como tratamientos sin nada nuevo.

La evaluación económica es otro componente clave a la hora de evaluar las nuevas tecnologías sanitarias, al comparar las TS alternativas en términos de costes y resultados en salud, con el objetivo de optimizar la salud de la población.

Pero, lamentablemente este principio no se aplica en la evaluación de los medicamentos por parte de la autoridad sanitaria de la Nación. Existen varios tipos de evaluación económica, que pueden dividirse en: análisis coste-beneficio —hablando en términos monetarios—, análisis de coste-efectividad —unidades naturales o CVRS—, y análisis coste-utilidad —años de vida ganados ajustados por calidad AVAC.

Participa y Decide sobre tu Salud - Aviso Legal Política de Privacidad Cookies. Hit enter to search or ESC to close. Noticias Pedro Serrano defiende la eficacia de la Evaluación de Tecnologías Sanitarias By Lilisbeth Perestelo 10 mayo, No Comments.

Tags: Pedro Serrano Servicio de Evaluación y Planificación del Servicio Canario de Salud SESCS Valor Terapéutico Añadido VTA. Me gusta 0 Twitter.

Suscríbete a nuestro boletín.

Los Premios Tecnología y Salud 2022, comprometidos con la excelencia de la innovación

By Turamar

Related Post

3 thoughts on “Distinciones en Tecnología Sanitaria”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *